Keeping quality

Cuidado

Nuestros cultivadores producen las hortensias Magical con los debidos cuidados. Estas plantas merecen un cuidado especial también en su jardín. Con los cuidados adecuados, la flor va cambiando de color durante el período de floración, hasta convertirse en una planta de preciosos tonos otoñales. Consejos útiles:

Situación

Para que la hortensia Magical florezca abundantemente, sitúela en un lugar a la sombra y no muy cálido. No plante la hortensia demasiado cerca de un árbol. Las raíces del árbol «roban» alimento y agua a su hortensia.

Riego

La hortensia Magical no aprecia los sustratos secos. Tanto en maceta como durante el período de crecimiento, la planta necesita agua regularmente en épocas calurosas. No moje las flores cuando riegue, y procure que el suelo drene bien.

Floración

La hortensia Magical puede alcanzar 1 metro de altura, y florece de mayo a noviembre. Durante este período, las flores cambian de color, de colores claros a preciosos tonos otoñales. ¡Bonita en cualquier época del año!

Poda

No hace falta podar la hortensia Magical, es suficiente con retirar las flores marchitas. Si su hortensia está plantada en una zona de clima cálido, retire las flores marchitas inmediatamente después del período de floración. Si el clima es fresco, es preferible podar la planta en primavera, justo antes de que la hortensia empiece a florecer. Retire únicamente las flores marchitas, sin dañar los brotes nuevos.

Abono

Además de agua abundante, la hortensia necesita también abonado extra. Como fertilizante puede utilizar abonos orgánicos universales. Abone dos o tres veces durante la época de floración, y obtendrá una hortensia sana y de crecimiento regular, con abundantes flores.

Cómo mantener el color azul

¿Quiere mantener el bonito color azul de su planta año tras año? Esparza o rocíe sulfato de aluminio o sulfato de aluminio y potasio por el suelo la primera mitad de septiembre. Procure que el sulfato no caiga sobre las hojas ni las flores. Este producto puede adquirirse en casi todos los centros de jardinería. Si sus hortensias azules no mantienen su color incluso después de haber aplicado estos productos, utilice entonces tierra turbosa ligeramente ácida (en su caso, arenosa), con un pH de 4 a 4,5.